El Jardín Infantil “Semillita” de Rancagua, esta ubicado en la Población Oscar Bonilla y funciona con un programa de plan alternativo familiar, donde trabaja una funcionaria a cargo de todo el nivel, este jardín pertenece a la JUNJI.

“Los menores recibieron regalos en esta noche buena”

Con una capacidad para 24 niños, quienes ingresan cerca de las 08:00 horas, cumpliendo la jornada a las 13:30 horas o bien a las 16:00 horas, dependiendo de la carga laboral de la madre.

La parvularia a cargo del Jardín Semillita, Constanza Cornejo, precisó que “fue una iniciativa muy linda, porque en vista de la poca matricula que hemos tenido este año, los pocos recursos de las familias vulnerables, no habíamos tenido la actividad de fin de año, de cierre, en cuanto a lo que es regalo que siempre es lo que todo niño espera, esto que ustedes nos trajeron, llegó caído del cielo, ellos están muy contentos y las familias que decir, eso es muy bonito y muy agradecidos de todo”.

Por su parte, el Presidente del Colegio Médico de Rancagua, Francisco Díaz, precisó la importancia de poder hacer este tico de actividades con la comunidad, “para nosotros es muy importante el tener este tipo de acercamiento con la comunidad, como en esta caso, no necesariamente por parte de la salud, sino que quisimos estar con esto pequeños en fechas tan especiales para todos, como lo es la Navidad. Esperamos que este aporte se haya traducido en más sonrisas y felicidad en estas familias en noche buena y esperamos seguir colaborando con nuevas iniciativas en este mismo jardín”.

El aporte entregado por el Colegio Médico de Rancagua fue de juguetes para cada pequeño, además de un presente para la manipuladora de alimentos y la parvularia a cargo de estos niños.

El Jardín Infantil, pese a atender a un número reducido de niños, cumple una función fundamental para los padres que trabajan, pues tienen un lugar seguro para el cuidado de sus hijos y la estimulación educativa. Este lugar requiere de muchas mejoras, para el bienestar de estos menores, tal como lo comentó la Tía Constanza “sería muy bonito que más personas vinieran a conocer la realidad y las condiciones que estamos trabajando, que si bien es cierto, no es malo, pero si existen posibilidades de mejoras con el aporte de alguien que se interese por el bienestar de los niños, es muy bienvenido, las puertas están abiertas”.

El Colegio Médico de Rancagua espera seguir acompañando y ayudando a estos niños, ya se están planificando otras acciones y campañas que irán en directo beneficio de estos pequeños y sus familias.

 

 

Comunicaciones

Consejo Regional Rancagua

Colegio Médico de Chile